Ir al contenido

Barrancas de Empedrado

Las emblemáticas barrancas de empedrado son el escenario de visita obligatoria cuando se llega a “La perla del Paraná”, ya que por su particular geografía ribereña, presenta una gama de colores en los diferentes estratos y texturas, que como resultado de la erosión eólica, fluvial y pluvial experimentan de manera constante cambios geomorfológicos dignos de ver y fotografiar.

En ellas se han conformado infinitos senderos naturales que pueden ser recorridos en caminatas grupales e individuales, circuitos aptos para el recorrido en bici cuya estructura debe ser la adecuada para transitar el complejo terreno y cabalgatas acompañadas por guías locales que comparten la experiencia y los saberes de nuestra tierra.

A lo largo del año es elegida como el principal atractivo, por quienes desean experimentar la actividad de senderismo amateur, como así también un circuito de entrenamiento para quienes participan de competencias de trail running o bike. De hecho es sede del desafío columbia race, evento deportivo que se lleva  cabo entre octubre y diciembre de acuerdo a la agenda nacional y congrega corredores de todo el país y el mercosur.

Se aprecia ejemplares diversos de flora y fauna, varias aves eligen esta región para anidar en las mismas barrancas en las múltiples especies de árboles que allí existen. Las barrancas funcionan como un verdadero balcón hacia el río Paraná, es sin lugar a duda el espacio de ocio que muchos eligen para pasar una jornada de pesca o simplemente contemplar el atardecer al lado de una fogata.